Los beneficios de un buen posicionamiento de marca

Los beneficios de un buen posicionamiento de marca

                                                           Los beneficios de un buen posicionamiento de marca


Las empresas con una escasa o mala gestión de posicionamiento de marca tienen los días contados en el mercado. El posicionamiento atribuye unos beneficios concretos y diferentes a los de la competencia. Estos hacen que los productos y servicios de la marca estén presentes en la mente de los consumidores. ¿El objetivo de todo ello? Que la marca esté en el primer lugar de los pensamientos de los clientes.


El posicionamiento de mercado busca dónde está el producto o servicio de la mateixa marca en relación a los de la competencia. En la mente de los consumidores aparecen diferentes ofertas con características similares que pueden interferir en el proceso de compra.


El valor de los buenos clientes durante su ciclo de vida se puede valorar de una forma muy elevada. Asimismo, conseguir la lealtad de los clientes es una tarea complicada pero fructífera. Los compradores leales a una marca, mientras esté presente en el mercado, seguirán haciendo uso de ella ya que la conocen y no sienten la necesidad de buscar otras.


Las marcas con un posicionamiento online fuerte pueden elevar los precios de sus productos y obtener márgenes mayores. Los usuarios están dispuestos a pagar más porque consideran que el precio es adecuado en relación a sus características y necesidades que les satisfacen. Además, esto produce un incremento de ventas de forma continuada.


Los mercados actuales están completamente saturados de artículos prácticamente iguales. Por ello, un buen posicionamiento online de marca resaltará los beneficios de cada uno de sus productos y podrá mantener más apartada a la competencia. Una marca que destaque por encima de sus competidores tiene la facilidad de introducir nuevos productos o realizar modificaciones en los mismos ya que los clientes confían y creen más en sus acciones.


Un producto posicionado en la mente de los consumidores es percibido como único y con unas características que aportan beneficios específicos. El valor que generan estas acciones permite también realizar cambios en la distribución y la publicidad de una forma más fácil y dinámica.


En definitiva, los extras hacen diferente a la marca y a la empresa y si la empresa destaca, se posiciona en la mente de los compradores. Como consecuencia, aumenta la notoriedad, la lealtad, las ventas y, por último, la facturación.


Notice of Privacy