Lanzamiento de SpaceX y la NASA

Lanzamiento de SpaceX y la NASA

Los astronautas Doug Hurley y Bob Behnken ya están en la Estación Espacial Internacional (EEI).


Tras haber tenido que cancelar el lanzamiento por las malas condiciones del tiempo, la misión Demo-2 de SpaceX y la NASA finalmente arrancó con éxito el sábado desde el Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral, Florida.


Después de 19 horas de viaje, la cápsula Crew Dragon se acopló a la EEI este domingo y sus tripulantes desembarcaron para unirse a sus colegas ruso-estadounidenses que ya estaban a bordo de la plataforma orbital.


¿Por qué una empresa privada lanza al espacio astronautas de la NASA?


La NASA ha estado planeando externalizar el transporte de tripulación a la Estación Espacial Internacional (EEI) desde comienzos de los años 2000.


Después del accidente del transbordador espacial Columbia durante su retorno a la Tierra en 2003, la agencia espacial se centró en desarrollar una nave de reemplazo que pudiera viajar a la Luna.


Incluir a empresas privadas en el traslado de tripulantes y mercancías a la EEI era un paso necesario para poder financiar el programa.


En 2014, la empresa de Elon Musk SpaceX y el gigante aeroespacial Boeing resultaron ganadores de un contrato de la NASA para el transporte de tripulantes.


SpaceX realizó primero su lanzamiento: la cápsula Crew Dragon despegó sobre un cohete Falcon 9 desde el Centro Espacial Kennedy, ubicado unos 300 km al norte de Miami.


¿Qué es SpaceX?


SpaceX es una empresa estadounidense que ofrece servicios de lanzamiento comerciales y públicos en sus cohetes Falcon 9 y Falcon Heavy.


El empresario Elon Musk fundó la compañía en 2002 con el objetivo de reducir los costos del transporte espacial y hacer posible la colonización de Marte.


SpaceX fue la primera empresa privada en hacer regresar cohetes a la Tierra con energía de propulsión para que puedan volver a ser usados en lugar de ser desechados.


Ha realizado envíos de mercancía a la EEI regularmente y ahora intentará iniciar el transporte de astronautas.


La empresa de Musk también está desarrollado una nave más grande para transportar personas llamada Starship que podría empezar el proceso del asentamiento en Marte.


¿Por qué es tan importante el lanzamiento?


Desde la retirada del programa de transbordadores espaciales en 2011, la NASA le ha estado pagando a Rusia decenas de millones de dólares para enviar a sus astronautas en la nave Soyuz.


El lanzamiento de la Crew Dragon desde Florida supone el primero de humanos desde territorio estadounidense en nueve años.


Se ve como un paso crucial para restaurar el prestigio de EE.UU. en la carrera espacial.


Será también la primera vez que una empresa privada ponga astronautas en órbita.


¿Qué es la Crew Dragon?


La Crew Dragon es la nave espacial que transportará astronautas a la EEI.


Es una elegante evolución de la nave Dragon que fue construida para transportar mercancía al espacio.


La Crew Dragon está diseñada para transportar un máximo de siete pasajeros, pero los vuelos de la NASA llevarán cuatro y el resto del espacio se destinará a suministros.


Está equipada con propulsores que le hacen posible maniobrar en el espacio y acoplarse a la estación espacial bajo control autónomo.


A diferencia de naves espaciales anteriores, la cabina de la tripulación incluye controles de pantalla táctil en lugar de botones físicos.


¿Y esos trajes espaciales?


Los trajes espaciales que vistieron Behnken y Hurley se ven muy distintos a anteriores diseños.


En fuerte contraste con los gruesos trajes de color calabaza y los cascos redondos de la época del transbordador espacial, los trajes de SpaceX son finos, blancos y de una pieza, con pulidos cascos impresos en 3D.


Cada uno está hecho a medida de los astronautas.


Si se parecen en algo a elementos de una película de ciencia ficción probablemente sea porque su aspecto fue concebido por un diseñador de trajes de Hollywood, Jose Fernandez, que ha trabajado en películas de Batman, X-Men y Thor.


Pero los trajes también tienen que ser prácticos: están diseñados para mantener a los astronautas con vida en caso de que haya despresurización de la cabina; es decir, ausencia de aire en el interior de la nave.


¿Qué pasa después?


Si la misión Demo-2 de Crew Dragon es exitosa, SpaceX seguirá adelante con las seis misiones operativas a la EEI que tiene que cumplir bajo el contrato de US$2.600 millones con la NASA.


Boeing tiene un acuerdo similar por US$4.200 millones para transportar tripulantes a la estación espacial en su nave CST-100 Starliner.


Fuente: bbc.com

Notice of Privacy