Julio sin plástico ¡Únete al reto!

Julio sin plástico ¡Únete al reto!

Únete a este reto global, en el que miles de personas comparten sus progresos, consejos y problemas a la hora de tratar de reducir la cantidad de residuos plásticos de su vida.


Plastic Free July (Julio sin plástico) es un movimiento global que ayuda a millones de personas a ser parte de la solución al problema de la contaminación por plásticos. Trabajando juntos para conseguir un planeta más limpio.


JULIO SIN PLÁSTICO (PLASTIC FREE JULY)


Plastic Free July es una iniciativa creada en 2011 por el equipo Earth Carers Waste Education con el objetivo de rechazar el plástico de un sólo uso durante el mes de julio. Su cofundadora, Rebecca Prince-Ruiz, ha explorado los problemas de los residuos plásticos y la contaminación oceánica a través de una beca Churchill y ha participado en numerosas expediciones de investigación de desechos marinos.

Julio sin Plástico pretende aumentar nuestra conciencia sobre el uso de plásticos, animando a la gente a eliminar el uso de este material de un sólo uso durante un mes. Desde sus comienzos en Perth (Australia) en 2011, el reto se ha extendido por todo el mundo.


UN MES SIN PLÁSTICO ES UN GRAN RETO


 La organización y planificación son las claves para no fracasar en el reto Julio sin Plástico.


  1. La primera fase es detectar el tipo de plásticos que más consumes: productos de limpieza, higiene, comida… Analiza tu cubo de la basura, se consciente de cuanto plástico utilizas.
  2. Leer, preguntar, formarse… Te recomendamos leer mucho sobre cómo llevar un estilo de vida sin plástico o zero waste: libros, blogs, redes sociales… Muchas veces la solución es más sencilla de lo que nos imaginamos y tenemos la respuesta al problema en casa: frascos de vidrio, tuppers…
  3. Busca alternativas. ¿Tal vez lo puedes remplazar por un producto sin plástico? ¿Hacerlo tu misma en casa? ¿Prescindir de ese producto? ¿Comprarlo a granel?
  4. Prepárate. Prepara un kit para ir a la compra: bolsas de tela, frascos, tuppers… Un kit para viajar o comer fuera de casa: una botella reutilizable, cubiertos, etc.
  5. ¡Más mercado y menos supermercado! Los mercados y tiendas pequeñas, en general, son mucho más amables a la hora de aceptar tus envases y bolsas reutilizables. Además comprando productos frescos evitarás muchos plásticos y embalajes innecesarios.
  6. Aprende a decir no. ¡No bolsa! ¡Sin pajita! ¡Adiós cosas gratis que vienen en plástico! Antes de pedir una bebida en un restaurante o un bar pregunta si la botella es de plástico e indica al camarero que no quieres pajita (aunque no siempre se acuerdan).
  7. Denuncia. No encuentras opciones sin plástico, haz que tu queja y tu preocupación lleguen a oídos del culpable. No vale quejarse en un grupo de whatsapp o comentarlo con una amiga. Haz tu queja pública.


Estos serían 7 puntos básicos para enfrentarse al reto de un mes sin plástico. Durante las próximas semanas seguiremos compartiendo más consejos para no fracasar el intento. Para que no te pierdas y abandones antes de empezar el reto.


Notice of Privacy